Prólogo al Remake de las Musarañas

Notar: Esta sección se venía posponiendo desde hace cerca de un año por razones ajenas a la administración de este blog.

Las ventanas rotan vertiginosamente bajo el control del usuario. Primero viene una con persianas Miami, luego otra colonial de balaustres plata, Agáchate! ahí pasa la lanza afilada de un guardavecinos!

La noche es naranja en la ciudad y las musarañas vuelan desencadenadas en su aquelarre. Algunas son azules y hay una que otra morada, de ahí hasta verde #00C0C0 varían en todo el espectro RGB. Con ese aspecto de bacilos en suspensión acuosa o de fantasma de las navidades pasadas se mueven a la altura de los postes de luz y se enredan en las ramas de las Ceibas.

Yo miro toda la Ciudad hasta sus lejanos bordes convexos desde la enrarecida terraza de un edificio construido hace 200 años. Curiosa ciudad esta donde las ideas no tienen dueño y vuelan locas de persona en persona hasta que se evaporan al calor de la medianoche.

Lucho por atrapar algunas musarañas en tinta o keystrokes pero casi todas son evanescentes y se escapan con el aire que entra por las ventanillas de las guaguas o se disuelven en el sudor.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Prólogo al Remake de las Musarañas

  1. ZorphDark dice:

    Cuando creo que comienzo a distiguir la forma de una musaraña, se me nubla toda la vista… ¿qué me hago?

  2. Pingback: Encuentro cercano con una musaraña « Koratsuki's Blog

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s